Torta húmeda de chocolate

Que una torta sea rica y fácil siempre se agradece. Si encima la torta tiene una miga jugosa (que dura varios días) y un sabor intenso a chocolate, ya es una flor de receta. Eso si, no hay que asustarse con el ingrediente secreto porque es la clave de esa miga tan especial!




Hace poco encontramos el libro "Perfektion: Die Wissenschaft des guten Kochens" (la traducción al alemán de "The Science of good cooking") de America's Test Kitchen. Nos pareció un libro muy curioso que, en parte, satisface nuestro espíritu científico ya que toman recetas clásicas de la cocina americana y comprueban cómo va cambiando la cosa si se reemplazan ingredientes o si se emplean distintas técnicas al prepararlas. En un capítulo en el cuál analizan cómo lograr un mejor sabor a chocolate, encontramos esta torta fácil de los años 40 y la probamos un (poco atraídos por la combinación de ingredientes poco usados en la repostería y otro poco por la promesa del buen sabor). El resultado nos sorprendió gratamente. La receta de hoy es una adaptación de la que está en el libro en donde cambié la harina común por harina de espelta, pero si no se consigue la harina de espelta, se usa la harina común y listo.

Comencé a leer sobre la espelta porque ahora "está de moda" en las publicaciones en español (tanto de recetas como de nutrición). Generalmente este cereal de la familia del trigo se relaciona con dietas más saludables ya que el gluten que contiene es más fácil de digerir y es una opción para quienes tienen una leve intolerancia al gluten (OJO! Celíacos abstenerse!). Al buscar cómo conseguirla aquí en Alemania (Dinkel) descubrí que la como todos los días en el pan (caritademonitotapandoselacara) y que se usa habitualmente. Así que fui al super y empecé a reemplazar la harina de trigo por la harina de espelta en la repostería casera... El principal problema fue que los bizcochos suelen ser bastante más secos.  Por eso, al ver que esta torta de chocolate tenía una miga tan húmeda, utilicé la espelta (aumentando un poquito más el chocolate) y el resultado nos gustó más. 

Otra curiosidad es que se utiliza mayonesa en lugar de manteca o aceite. Según cuentan, durante la segunda guerra mundial era muy difícil conseguir manteca y huevos frescos por lo que habitualmente utilizaban mayonesa para reemplazarlos. La verdad es que la idea de usar mayonesa me causó un poco de repelús, pero después, analizándolo fríamente me di cuenta que no es más que una emulsión de aceite y huevos que en definitiva, es lo que hacemos al batir tanto las tortas, así que allá fui! 


Ingredientes 

Para 3 tortas (bajitas) de 15 cm de diámetro o 1 de 24 cm

- chocolate de taza o cobertura, 75 g (picado chiquito) 
- cacao amargo, 50 g 
- café fuerte y caliente, 250 ml (a mi me gustó más el sabor con el café instantáneo). Se puede reemplazar por café descafeinado o agua pero el café es bueno para acentuar el sabor del chocolate. Hemos calculado la cantidad de cafeína, una porción generosa contiene lo que medio vaso de coca cola. 
- harina de espelta, 210 g 
- azúcar, 200 g
- sal 1/4 cdita 
- polvo de hornear o levadura química 1 cdita 
- mayonesa, 100 g 
- huevo, 1 
- extracto de vainilla, 2 cdita 
- azúcar impalpable para decorar


Preparación

En un bol colocar el chocolate con el cacao en polvo y volcar sobre ellos el café (o agua) bien caliente. Dejar reposar unos 5 minutos y batir hasta tener una mezcla uniforme (como quien hace una ganache). Dejar enfriar (mientras tanto se puede preparar el molde enmantecando y enharinándolo).

En otro bol tamizar la harina de espelta (o común) con el polvo de hornear, la sal y mezclar con el azúcar.

Cuando la mezcla de chocolate y café ya está fría, agregar la mayonesa, el huevo, el extracto de vainilla y batir hasta integrar bien. Agregar este batido sobre los ingredientes secos, unir bien todo y poner en el molde.

Cocinar en horno moderado (180 ºC) durante 35-40 minutos. (hasta que al clavar un palillo en el centro y el palillo salga con muy pocos grumitos de bizcocho.

Retirar del horno y dejar enfriar. En caso de utilizar moldes con diseño, hay que desmoldarla con mucho cuidado porque es una torta frágil.

Espolvorear con azúcar impalpable.

y listo!

Quién se anima a hacerla?

Una señorita esperaba que termine de sacar las fotos para comer...


Pst! A quien se lo pregunte, los moldes y platos son del IKEA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita y por detenerte este ratito en nuestra cocina! Nos hace muchísima ilusión leer tu comentario!
Si te animas a hacer una receta, nos encantaría que compartas con nosotros a través de facebook, instagram o aquí mismo!
Si tienes dudas, o no entiendes algo, por favor, haznos tu pregunta!
Si tienes sugerencias, siempre serán bienvenidas!