Gulash

Aquí tenemos nuevamente a Mr. Doll con el delantal puesto! Hoy nos trae una receta contundente originaria de Hungría y muy popular durante los inviernos alemanes.

Es de esos platos que llevan muy poco tiempo de preparación, pero muchísimo tiempo de cocción y mejoran sustancialmente de un día para otro. Eso la hace una receta ideal para recibir amigos... se prepara el día anterior y, además, si vienen más amigos de los previstos, se puede agregar un poco de agua y listo! Sopa de gulash y nadie se dará cuenta!




Leyendo sobre el origen del Gulasch (también Goulasch, Gulyas, Gollasch o Gujasch) me resultó curioso que fuera un plato originario de los vaqueros húngaros y, que al igual que pasa con el "asado" argentino (barbacoa), sea una comida tradicionalmente preparadas por los hombres.

Este plato tiene un sabor muy intenso y con relativamente pocos ingredientes.
Puede usarse tanto carne de vaca como cerdo, carnes de caza, e incluso, pavo.


Ingredientes

- carne (nosotros utilizamos colita de cuadril o Burgermeisterstuck), 1 kilo
- cebolla común, 4
- zanahoria, 1-2
- raíz de apio (es optativo y funciona igual con apio normal),
- tomate concentrado, 1 lata pequeña
- pimientos rojos o verdes (a gusto), 4
- aceite, un chorro generoso
- sal
- pimienta
- laurel, 2 hojas
- pimentón, 2 cdas (1 cda colmada de pimentón dulce y otra de pimentón picante)
- vino tinto, 1 botella
- caldo de carne, 300 ml



A trabajar!

Primero, cortar las cebollas, el apio y las zanahorias, en trozos más bien grandes o "rústicos" (después se cocina tanto que al final se deshace).
En una olla que distribuya bien la temperatura, calentar el aceite y freír la cebolla, las zanahorias y el apio hasta que la cebolla se ponga transparente (cristalizar). 


Agregar el tomate concentrado y las especias, pero tener mucho cuidado porque el pimentón se quema y queda muy amargo! Cuando está tostado, agregar la botella de vino, el caldo, las hojas de laurel. Cuando hierve nuevamente, agregar la carne cortada en cubos grandes (4 cm de grosor).


Dejar cocinar a fuego bajo por dos horas. Paciencia que vale la pena!
Alrededor de 20 minutos antes, se agregan los pimientos también cortados en trozos grandecitos.

Cuando el pimiento ya está cocido, se prueba y rectifica la sal y pimienta. Quitar las hojas de laurel. Se puede retirar del fuego y si es posible, esperar al día siguiente para comer!

Acompañar con una ración generosa de puré, pastas o "späzle" y un buen vino tinto.

Guten Appetit!








2 comentarios:

  1. Qué buena pinta! la verdad es que este tipo de platos a veces se agradecen...lo que viene siendo un comfort food en toda regla. Nosotros lo hacemos a menudo con papas y en Canarias lo llamamos " papas con carne" ( si, no nos complicamos mucho con el nombre ejejjee) o carne en salsa...pero no es exactamente igual, aunque todos estos platos están muy buenos! Y lo socorridos que son! Lo que no sabía es que tradicionalmente lo cocinaban los hombres jeje..Gracias por compartir! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima! Muchas gracias! Pues hace un tiempo ya que le vengo echando el ojo al estofado de Guinness que ustedes tienen en el blog! http://mividaenunbowl.blogspot.de/2014/03/estofado-guinness.html. El problema es que nunca sobreviven las botellas de cerveza en esta casa! jeje!
      Un abrazo inmenso hasta las Canarias!

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y por detenerte este ratito en nuestra cocina! Nos hace muchísima ilusión leer tu comentario!
Si te animas a hacer una receta, nos encantaría que compartas con nosotros a través de facebook, instagram o aquí mismo!
Si tienes dudas, o no entiendes algo, por favor, haznos tu pregunta!
Si tienes sugerencias, siempre serán bienvenidas!