Ensalada de brócoli

Ya hemos avanzado bastante en la primavera y como hace calor, dan ganas de comidas más (tanto almuerzo como cena) "ligeras".

Como podrán deducir por el título, hoy tenemos como protagonista un ingrediente que despierta tantos amores como odios... Si señores, estamos hablando del brócoli. Es cierto que cuando se lo cocina tooooda la casa huele muy mal, pero, si se le agarra el punto y se cocina al vapor muy poquito tiempo, es un ingrediente genial tanto por el color tan intenso, como por la textura (cuando queda firme, claro).

Nosotros solemos hacer esta ensalada como plato único porque es lo suficiente consistente, pero evidentemente sirve tanto como entrada o como acompañante.


Ingredientes 

(para 2-4 personas, depende del hambre y si hay otra comida o no!)

- brócoli, una planta mediana
- tomates cherry, 300 g
- tomates secos en aceite de oliva, 5 a 6
- queso feta, 200 g

Aderezo

- echalot, (cebolla francesa), 1 (pero también puede ponerse un poco de cebolla común)
- perejil, unas cuantas hojas
- sal, 1 cdita
- aceite favorito (nosotros usamos aceite de oliva suave), 3 cdas
- vinagre, 1 cda




Cómo se hace?

Como particularmente tengo cierta intolerancia a la cebolla cruda, lo primero que hago es picar el echalot o cebolla en brunoise (es decir cubos pequeñitos de 1 a 2 mm) o en aros bien finos y colocar en un pequeño bol con el vinagre, la sal y reservar (así quedan unos cuantos minutos y la cebolla se suaviza). Esta es la primera parte del aderezo.

Por otro lado cortar los ramitos o cabezas del brócoli y cocinar al vapor durante 5 minutos, claro que el tiempo dependerá del tamaño de los ramitos. Tiene que quedar cocido, pero verde y crujiente. Cuando estén tibios, colocar sobre una fuente o ensaladera. 

Aparte lavar bien y cortar los tomates cherry en mitades (los cortamos porque de esa forma los sabores se integran mejor, pero se pueden dejar tal cual) y distribuir sobre el brócoli.
Escurrir los tomates secos  y cortarlos (nosotros compramos los tomates ya secos y los colocamos en un frasco cubriéndolos con aceite de oliva suave. Se pueden conservar a temperatura ambiente aunque nosotros los conservamos en la heladera [frigorífico] por meses... No hay que asustarse si el aceite de oliva se solidifica, al contrario! quiere decir que el aceite que utilizamos es de buena calidad). 
Colocar sobre la ensalada.

Cortar el queso feta en cubitos (el queso feta es un queso blanco fresco en salmuera, se puede reemplazar por ricota salada o mozzarella, no es igual, pero no hay que perderse esta receta por el queso!).

Continuar con el aderezo, agregando el aceite de oliva suave al echalot con el vinagre y la sal y batir con un batidor pequeño. Lavar y picar el perejil y agregarlo al aderezo. Una vez listo, incorporar a la ensalada, y listo!



A poner la mesa y a disfrutar!


Vajilla y cubiertos: IKEA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita y por detenerte este ratito en nuestra cocina! Nos hace muchísima ilusión leer tu comentario!
Si te animas a hacer una receta, nos encantaría que compartas con nosotros a través de facebook, instagram o aquí mismo!
Si tienes dudas, o no entiendes algo, por favor, haznos tu pregunta!
Si tienes sugerencias, siempre serán bienvenidas!