Canastitas de espárragos y setas

Hace un tiempo estaba repasando la cantidad de alimentos que en Argentina comemos en muy contadas ocasiones y que acá se consumen muchísimo. En mi lista mental de cosas estaban a la cabeza los frutos del bosque, los hongos (las setas de todo tipo) y los espárragos. Por estas latitudes ya estamos en plena temporada de espárragos y setas, además de que ahora están mejores que nunca, se los consigue a muy buen precio, por eso en casa aprovechamos y vamos probando distintas formas de prepararlos.

La receta de hoy, aparte de ser muy fácil y sabrosa, es ideal para un brunch de fin de semana, como aperitivo o como cena liviana acompañada de alguna ensalada. Las canastitas (cestitas) están hechas con pan de molde. Cuando las vi en internet (con jamón, queso y huevo) me parecieron geniales y  pensé "cómo no se me ocurrió antes!". La verdad es que son muy versátiles porque quedan bien con cualquier relleno (el supermercado es el límite) y es una forma original de aprovechar los "saldos y retazos" que anden dando vuelta por la heladera.



Ingredientes


(para 12 cestitas)

- pan de molde (lactal, integral... el preferido), 12 rebanadas
- puerro, medio o uno
- manteca (mantequilla), 1 cda
- espárragos, un atado
- champiñones, 200 g
- gírgolas, 200 g
- jamón (el favorito también, puede ser crudo, serrano, o cocido), 100 g
- queso ( el favorito también, yo usé una combinación de parmesano, para que le de sabor intenso y mozzarella que le aporta cremosidad), 200 g
- sal
- pimienta



Manos a la obra!

Primero blanquear los espárragos sumergiéndolos por tres minutos en una cacerola con agua hirviendo, retirar y sumergir en agua fría para cortar la cocción y que no pierdan tanto el color.
Lavar los champiñones y las gírgolas, secarlas bien con un repasador o papel de cocina y cortarlos en láminas.

Lavar y picar finamente el puerro, reogar en una sartén grande con una cucharada de manteca y un poquito de sal. Cuando quede transparente agregar el jamón y cocinar un poco más.
Posteriormente, agregar los hongos y cocer dos o tres minutos. Agregar los espárragos cortados en trocitos y rectificar la sal y la pimienta.

En la mesa o mesada, aplanar las rodajas de pan de molde con un palo de amasar. Colocarlos en un molde de muffins. Como mi molde no es muy grande, le hice unos cortes (primero dos cortes paralelos a la mitad de cada lado, y luego doblar los pedacitos del medio hacia el centro y las esquinas por detrás para armar la canastita... agrego un dibujito pero no se si aclara u oscurece...) para que entrara mejor y no se rompiera.

Como yo usé un molde anti adherente, coloqué directamente las canastitas, pero si se prefiere, se puede enmantecar el molde para evitar que se peguen.

Agregar a la preparación de espárragos 2/3 de la cantidad de queso, mezclar bien (es mejor si se el salteado de verduras se ha enfriado un poco) y rellenar las canastitas.
Poner encima el resto de queso y llevar a horno fuerte (200 ºC) unos 5 minutos (hasta que el queso se derrita y se tueste el pan).


Retirar del horno y servir.

Bon profit!


2 comentarios:

  1. Buena idea! ;) adoro los champiñones y las setas! las comería a diario! Felicidades por tú blog! te conocí a través de jackie!yo también estoy empezando! me encantó tu blog! te seguiré de cerca! Un beso y felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Angie! Y bienvenida! También he visto tu blog y descubrí que compartimos eso de tener "pedacitos de todas partes"!. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y por detenerte este ratito en nuestra cocina! Nos hace muchísima ilusión leer tu comentario!
Si te animas a hacer una receta, nos encantaría que compartas con nosotros a través de facebook, instagram o aquí mismo!
Si tienes dudas, o no entiendes algo, por favor, haznos tu pregunta!
Si tienes sugerencias, siempre serán bienvenidas!